my kitchen is for dancing

27.3.16
La receta: He vivido toda mi infancia y adolescencia en el Norte de Francia, cerca de la frontera con Bélgica, y uno de los platos típicos de allí que más echo de menos son los mejillones con patatas fritas o moules-frites. ¡Riquísimos!

La canción: La locura de los hombres no cesa y los dioses no tiene nada que ver con todo esto, todo lo contrario. Los Rolling Stones ponían nombre a la maldad humana a finales de los 60s en su canción Sympathy for the Devil.


¡Feliz domingo!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada